fbpx

Actividades para hacer en la Cistérniga durante el otoño y el invierno

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

¿Buscas actividades para hacer en la Cistérniga durante el otoño y el invierno? A veces nos olvidamos de la cantidad de vida que tienen los pequeños municipios, cuando son realmente los responsables de hacernos revivir en una pequeña escapada o durante las vacaciones. Además, no importa en qué estación del año nos encontremos, cada mes tiene su encanto, y a lo largo de este artículo nos vamos a centrar tanto en la época otoñal como en la invernal.

Actividades para hacer en la Cistérniga durante el otoño y el invierno

Una de las actividades para hacer en la Cistérniga durante el otoño y el invierno es empaparse de su historia. A veces no es lo que se ve, sino cómo se ve. Cuando descubrimos que muchos de los rincones de este lugar tienen un encanto especial no por la construcción en sí, sino por todo lo que se vivió allí, la situación se transforma. De este modo, por ejemplo, es fácil que el Canal del Duero sea bien recibido por todos aquellos que sientan pasión por la naturaleza. Ahora, si visualizamos que en este lugar nuestros antepasados lavaban la ropa y recogían agua, todo cobra mayor sentido. Podemos echarle imaginación y pensar en aquellas conversaciones que tendrían lugar a los laterales del río, las historias de amor que surgieron o cómo los más pequeños crecían jugando entre árboles.

Asimismo, también es un sitio idílico para los amantes de la fotografía. Durante el otoño, los colores empiezan a decorar la zona como si de un cuento de hadas se tratase, por lo que es perfecta para ser inmortalizada. Igualmente, en los meses más fríos también es muy especial fotografiar los árboles desnudos, la cencellada y cualquier elemento natural que sea característica de esta época.

Actividades para hacer en la Cistérniga en durante el otoño y el invierno

Iglesia de San Idelfonso

Los enamorados de la cultura no se pueden perder la visita a la iglesia de San Idelfonso. Data de principios del siglo XVII y fue restaurada en el año 2010. En ella podemos ser testigos de los altares del Cristo de las Batallas y del Cristo del Alta Mayor. El primero pertenece al siglo XVI, mientras que el segundo corresponde al siglo XVII.

Puente de Hierro

¿Te gusta hacer rutas a pie o en bicicleta? Uno de los rincones más especiales de La Cistérniga es el Puente de Hierro. Es sorprendente cómo elementos naturales se entremezclan con el metal para formar una imagen de película. Rodeado de árboles, el puente nos invita a sumergirnos en un camino en el que respirar aire puro y disfrutar de los sonidos de los pájaros y de las hojas moviéndose al compás del viento. Un rincón muy curioso que renueva las energías a cualquier visitante y ciudadano.

Escultura El Nadador

Por supuesto, no podíamos dejar pasar la Plaza Mayor si queremos hablar de actividades para hacer en la Cistérniga durante el otoño y el invierno. Caminar por las calles de este municipio de Valladolid siempre es un placer. Ahora, el corazón del lugar aún se hace más especial, sobre todo por una escultura que tiene encandilado a todo el pueblo: El Nadador, de la artista Belén González. Es de bronce y simula encontrarse en medio de una piscina en la que el cuerpo del protagonista está prácticamente sumergido. Los niños disfrutan jugando alrededor e impresiona a todos aquellos que la ven por primera vez.

Los Cerros

Los Cerros es otro lugar que no podemos dejar pasar en La Cistérniga. A ellos se puede acceder caminando o también en bicicleta. Las vistas que ofrece son espectaculares. Por ello, los amaneceres y los atardeceres en este rincón del municipio son pura magia. Pasear en esta época del año es muy especial, pues somos conscientes de cómo el medio natural se transforma para volver a renacer de nuevo meses después.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Descubre las últimas novedades

× ¿Te ayudamos?